C\ Emilio Castelar 87-89 Zaragoza
976 46 16 60

El escándalo Snowden desvela el inclumplimiento de la LOPD por parte de miles de empresas que usan Gmail u Office 365

El uso de Gmail u Office 365 puede suponer sanciones de hasta 300.000 euros para las empresas que no garanticen la confidencialidad empresa-cliente de las comunicaciones. Así se ha puesto de manifiesto tras el reciente escándalo Snowden que afecta a la administración Obama, con las últimas revelaciones hechas públicas referentes al espionaje de millones de cuentas de correo electrónico por parte de la NSA (Agencia de Seguridad Nacional) de los EE.UU. El ex espía Snowden ha puesto de manifiesto la inseguridad jurídica y legal que afecta a miles de empresas y pequeños negocios que trabajan a diario con servicios como Gmail o Office 365.Un informe realizado por la empresa Interbel, especializada en soluciones de correo electrónico, ha detectado las graves consecuencias legales que puede afrontar una empresa usuaria de Gmail o Office 365 y que pueden alcanzar los 300.000 euros de sanción si es demandada por un cliente ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

Los datos almacenados en los servidores de Gmail y Microsoft pueden estar en cualquier país, sin importar la nacionalidad del titular de éstos. Ello facilita que el gobierno de EEUU, con más de 1M de personas espiando y rastreando comunicaciones privadas, pueda acceder a la información sin notificarlo al titular y entrando en conflicto con la Ley Orgánica de Protección de Datos. Este ha sido un duro golpe a la confianza respecto a la seguridad de sus datos entre los clientes y las empresas que usan estos proveedores de hosting.

De hecho, tanto Microsoft como Google, en su día firmaron su adhesión voluntaria al acuerdo marco Safe Harbor, firmado entre la UE y el Departamento de Comercio de los EE.UU para garantizar un standard común en privacidad y confidencialidad de los datos. Este acuerdo las autoriza a operar en Europa sin tener que solicitar autorizaciones específicas a las respectivas agencias nacionales de la UE. Sin embargo, las revelaciones de haber entregado miles de correos a la NSA apuntan a que ambas compañías han violado de forma implícita el acuerdo Safe Harbor.

En este sentido, según establece la LOPD, el cliente de una empresa que haya sellado un acuerdo de confidencialidad con ésta, si sus emails acaban siendo leídos por la NSA , puede interponer una demanda contra la compañía por incumplimiento de la LOPD debido al hecho de que sus datos personales habrían sido vistos por terceros no autorizados. Según fija la ley, las sanciones máximas podrían alcanzar los 300.000€ para aquellas empresas que no garanticen la confidencialidad pactada.

Con independencia de los obvios riesgos y derivaciones de tipo de tipo legal que pueden suponer para las empresas el operar con servicios de correo electrónico alojados en servidores no europeos, otro riesgo importante es el que correos internos y datos relativos a la estrategia del propio negocio pueden ser vistos en cualquier momento y sin previo aviso. Supone una falta total de seguridad en cuanto a confidencialidad e implica un más que evidente riesgo de que esta información no se transfiera a competidores estadounidenses, en virtud del interés patriótico de la Patriot Act.

Desde Adcom recomendamos que se contrate el servicio a empresas de hosting europeas que cumplan todas las medidas de seguridad en materia de protección de datos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies